Search
  • Psic. Julia Borbolla

Enseña a tus hijos el placer de regalar

¿Has experimentado en carne propia el placer que da hacer un buen regalo a alguien que quieres? ¿Has sentido ilusión por ver la cara que pone cuando lo abra? ¿Te has descubierto disfrutando la búsqueda de eso que le hará tanta ilusión a la otra persona?


Regalar es un placer porque nos hace sentir importantes, generosos y cercanos a los demás.

Regalar es un lenguaje de afecto que nos ahorra discursos y que perdura más que las palabras. Por todo esto es importante que desde pequeños enseñemos a nuestros hijos este fino placer que a la vez da placer a otros.


Esta época es una maravillosa oportunidad para dar tu “cátedra” y de paso fomentar en tus hijos el valor de la generosidad.


Los abuelos y los tíos son los mejores candidatos para este “experimento” porque agradecerán con cariño cualquier cosa que los niños les den.


HAGAN JUNTOS UNA LISTA:

Anota con ellos a las personas importantes que recibirán los regalos. Procura que no sean muchos para que puedan concentrarse en buscar algo especial para cada uno y ten la precaución de avisarles a los afortunados seleccionados de lo que se trata para que no se sientan ofendidos si reciben un bulto mal envuelto y arrugado.


ESTABECE UNA TARIFA:

No tienes que gastar mucho dinero para estos regalos porque precisamente se trata de que sean mucho más significativos que costosos. De hecho, cuanto más especiales sean menos dinero costarán. Puedes fijar tu misma la cuota para que los niños se ajusten a ella antes de decidir el regalo.


Es fascinante ver a los pequeños administrando su dinero para que les alcance y dándose cuenta de lo que cuestan las cosas. La mejor lección en esta parte es descubrir que el valor comercial no tiene nada que ver con el valor emocional de un regalo.


Maria le regaló a su abuela unos aretes que compró en la farmacia. En realidad eran muy llamativos para una señora de 75 años; pero la nieta pensó que la abuela debía renovarse y además se ajustaban perfecto a su presupuesto. La niña no podía creer que algo que brillaba tanto fuera tan barato y con ¡todo y cajita!


Meses después se acercaba el festival de baile de María y le sugirió a la abuela que aprovechara la ocasión para lucir su regalo. Ante tal sugerencia a la discreta señora no le quedó otro remedio que aceptar. Fue conmovedor ver a esa abuela tan conservadora y elegante llevando aquellos aretes anaranjados de plástico como si portara las joyas de la corona británica.


María aún recuerda ese día como uno de los mas felices de su vida, porque gracias a ella la abuela fue ¡El centro de atención de todos los que asistieron al festival esa tarde!


PIENSEN EN ALGO ESPECIAL

¿Cómo es el abuelo? ¿Qué es lo que más le gusta al tío? ¿Cuál es su color favorito? ¿Qué es algo que siempre quiso tener papá? ¿Cómo se daría cuenta la abuela de que pensé mucho en ella? Estas son algunas de las preguntas que hay que hacerse antes de salir de compras. El regalo debe estar pensado a la medida, debe tratarse de algo que refleje que conocemos a la persona de cerca. Ayuda a tus hijos a pensar en algo diferente, original. En algo tal vez fabricado por ellos mismos o un objeto que por si mismo diga muchas cosas, como el diploma que hizo Pablo para el mejor tío del año o el pequeño oso de peluche para que el abuelo no duerma solo.


DALE AL REGALO UN VALOR AGREGADO:

No importa si el presupuesto es muy bajo y el regalo resultó ser unos cartones de lotería, si eso implica sentarse a jugar con el que lo recibió. No vale de nada un fino marco de fotos si no trae una foto especial.


Las tarjetitas con dedicatoria escrita de puño y letra de los niños resultan más valiosas que el mismo regalo y los pequeños se sienten muy importantes por haberlo hecho sin ayuda de nadie (aunque no se vean muy bonitas).


LA ENVOLTURA ES IMPORTANTE

Es la parte “misteriosa” que debe tener todo regalo especial. Haz que los pequeños los envuelvan con papeles de colores y que se note que ellos tuvieron que ver en este proceso. Es más importante la intención que el resultado final para los fines que queremos fomentar en nuestros hijos.


RESISTE LA TENTACIÓN DE “ARREGLARLOS”

No contamines estos regalos especiales con tu miedo a “quedar mal” o tu presión por que no se vean tan feos. Te sorprenderás al ver cómo los niños buscan lo mejor que ellos pueden y disfrutan de aquello que hicieron “solitos”.


Resiste la tentación de sugerirles cosas porque entonces bloqueas la inventiva y el valioso proceso de pensar en los demás.

Arturo decidió regalarle un desodorante al abuelo. “Este es el que usa y me alcanza para comprarlo” La mamá se sintió muy apenada con su suegro por la elección de Arturo; sin embargo, no sospechaba la explicación que el niño dio del regalo cuando lo entregó.

“Mira abuelo,-le dijo- si ya no gastas en tu desodorante podrás ahorrar para ese viaje que tanto te ilusiona y no has podido hacer con la abuela” Las lágrimas de ternura de ese hombre le respondieron a la mamá de Arturo porqué no debió impedir que el niño eligiera el regalo aunque pareciera inadecuado para ella.


El niño que descubre pronto el placer de dar a los demás será un adulto generoso que no estará esperando lo que la vida le da sino lo que él le puede dar a la vida.

Recent Posts

See All

Regreso a clases ¿Cómo lo viven los niños?

Empieza un nuevo ciclo escolar y eso puede significar que se renuevan momentos maravillosos o bien conflictos no resueltos. Para muchos niños las vacaciones son muy largas. Cuando todavía faltan una o

La importancia de los abuelos

La moda de hoy es “ser joven”, “renovarse” y desechar las cosas en vez de repararlas o valorarlas por su antigüedad. Desde el momento que compras una computadora ya es vieja y sabes que al día siguien

La culpa y las mamás que trabajan

La culpa es una vieja compañeras de las mamás de hoy. La culpa por “omisión” es una variedad que ataca, sobre todo, a las mamás que tienen que salir a trabajar fuera de casa. Ellas quieren arreglar

© 2018 Grupo Julia Borbolla

  • Grupo Julia Borbolla
  • Grupo Julia Borbolla
  • Black Instagram Icon
  • Grupo Julia Borbolla

Sucursal Las Águilas

 

Rompeolas 10, Las Aguilas, Álvaro Obregón,

01710, México

Tel: 56 60 87 63 / 56 51 69 88

Sucursal Tecamachalco

Av. Fuente de Los Leones 116, Heroes de la Revolucion, 53840, Naucalpan de Juárez, Mexico

Tel: 52 94 77 74 / 52 94 21 87